Friburgo
Europa

Friburgo

En este post os cuento nuestra visita a Friburgo.

Friburgo es considerada la capital de Selva Negra, de tamaño más bien pequeño (poco más de 220.000 habitantes) que se recorre a pie muy fácilmente. Como tantas ciudades alemanas es una ciudad de cuento, con un ambiente tranquilo, calles adoquinadas, y preciosos edificios que conservan los detalles de antaño. Además es una ciudad con un gran respeto por el medio ambiente. Os dejo enlace a la pagina oficial de turismo

¿Qué ver en la Ciudad Vieja de Friburgo (Altstadt)?

Martinstor, una preciosa torre medieval que hace las veces de puerta de entrada a la Ciudad Vieja de Friburgo.  Esta es una de las tres puertas que han resistido el paso del tiempo y que formaban parte de la muralla medieval de la ciudad, que fue construida en el siglo XIII.

Friburgo

La Plaza Münsterplatz es la más importante y visitada de la ciudad. En ella se erige la magnífica catedral de Friburgo, del siglo XIV y es un templo de estilo gótico, donde destaca su torre de 116 metros con la punta piramidal.

El edificio principal es la Catedral, pero hay otros que destacan  por su colorido y arquitectura. Es el caso del Almacén Histórico (Historisches Kaufhaus), un imponente edificio rojo ubicado en un lateral de la plaza. El inmueble albergó desde el siglo XVI una tienda de departamentos. A los lados hay dos estilizadas cúpulas y en el centro hay cinco ventanas entre las que se encuentran las estatuas del emperador Maximiliano I, el rey Felipe el Hermoso, el emperador Carlos V y su hermano Fernando I.

Friburgo

⇒ Canales de Friburgo de Brisgovia

Si hay algo que caracteriza a la ciudad de Friburgo son los Bächle, más conocidos como riachuelos de calle. Son pequeños canales de agua (Freiburg Bächle) que recorren gran parte del casco histórico de Friburgo y que se han convertido en uno de los principales atractivos de la ciudad. En principio estaban pensados como canales de irrigación para llevar el agua a la zona de siembra y pasto, aunque actualmente su utilidad se reduce a la estética, asi como zona de juegos de niños, son muchos los que tienen un barquito que deslizan por los canales, también se usa para refrescar la ciudad en las calurosas tardes de verano.

Friburgo

⇒ Hay una leyenda urbana que dice que quien meta el pie por accidente en alguno de estos canales, tiene asegurado el regreso a esta bella ciudad.

Tampoco debemos perdernos las calles Gerberau y Fischerau. Calles limpias, bien cuidadas y preciosos maceteros repletos de flores. En uno de los canales, enfrente de una juguetería, hay un gracioso cocodrilo dentro del canal, asoma su cabeza para asombrar a los más pequeños.

Friburgo

Paseando por Friburgo nos damos cuenta que es una ciudad ordenada, limpia y con los edificios del centro histórico cuidados con mucho esmero. Aquí no hay paredes desconchadas ni con pintadas. Los edificios están perfectamente pintados, a menudo de vivos colores, pero siempre con sumo gusto. Las ventanas decoradas con distintos tipos de flores como ya hemos visto en otras ciudades de Selva Negra. Una delicia de ciudad.

Friburgo

→ Otras cosas que hacer en Selva Negra ←

Puedes dejarme tus comentarios, dudas o preguntas, estare encantada de poder ayudarte.

Como siempre muchas gracias por leerme.

 

 

 

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *