Región de Alsacia: Colmar
Europa

Región de Alsacia: Colmar

Hola viajeros, después del descanso veraniego retomo mis publicaciones, espero semanales, en el blog. Todavía tengo pendientes algunas visitas de Selva Negra que espero acabar entre esta semana y la que viene, y así empezar a contaros el viaje de este verano por tierras escocesas.

Esta semana os dejo la vista a Colmar, una pequeña población que, aunque pertenece a Francia, a la región de Alsacia, está muy cerca de Selva Negra y merece una visita, si o si, si estas por la zona. Por su cercanía con Alemania, gran parte del casco histórico se construyó siguiendo un estilo gótico alemán, convertido hoy en día en su seña de identidad.

Colmar

¿Qué no debemos perdernos?

⇒ Visitar el mercado:  Se construyó en 1864, está en la Rue des Écoloes, muy céntrico y está abierto todo el año. En él encontrarás un montón de productos frescos y ricos de la región. Me encanta visitar mercados cuando voy de viaje. Y a vosotros? El día que la visitamos había un mercadito de objetos de segunda mano, me compre una cámara de fotos (otra para la colección, me encanta este tipo de souvenirs) y vi una percha que me encantó, pero lástima que no cupiese en la maleta.

Colmar

⇒ Dar un paseo en barco por el río Lauch: Es la mejor manera de tener una primera impresión de la ciudad, admirar sus pintorescas casas y sus bonitos puentes. El precio aproximado de un viaje es de 5€.

Colmar

⇒ Visita Little Venice o Petite Venise en francés: Este barrio de casitas tradicionales alsacianas que se ubican a lo largo de la orilla del río Launch es increíble, sus pequeñas casas de madera que parecen salidas de un cuento dejan sin palabras a todo aquel que la visita. Es el área más fotografiada de la ciudad. ¡Explórala!

Colmar

⇒ Otro imprescindible es el Distrito de la Pescadería (Quai de la Poissonnerie), llamado así porque aquí se instalaron los pescadores de la ciudad. Sus casitas de colores con un entramado típico de madera, son de lo más pintorescas.

Colmar

⇒ Asegúrate de tener tiempo suficiente: Nosotros le dedicamos toda una mañana. Aunque visitar la ciudad no lleva mucho tiempo, no es muy grande, el lugar vale la pena, hay que perderse por sus callejuelas y descubrir todos sus rincones mágicos. Reserva 3-4 horas para andar por las bonitas calles, probar un delicioso café o una copa de vino, estas en la capital de los vinos de la Alsacia.

⇒ Curiosidad: Sabíais que aquí nació Frederic Auguste Bartholdi, ni idea de quien es verdad? Pues este señor es creador de la famosa estatua de la libertad, después me entere que hay una copia de la famosa estatua en una calle, pero no la vimos.

ColmarNos despedimos de Colmar y ponemos rumbo a algún pueblecito de la región de Alsacia. Nuestra siguiente parada es Kaysersberg, ubicado también en la famosa ruta de los vinos. Dejamos el coche en el parking que hay en la entrada, cuesta 2 Euros, acordaros de pagar, en muchos pueblos no indica que hay que pagar, y si no lo haces te puede caer una multa.

Kaysersberg

Los pueblos son pequeños y es muy sencillo recorrerlos, no tiene pérdida. Lo mejor es pasear tranquilamente e ir descubriendo rincones. La zona del río en Kaysersberg es realmente preciosa y merece la pena un paseo por todos sus rincones

¡¡Dicen que pasear por Alsacia en Navidad es como hacerlo en un auténtico cuento navideño… será la excusa perfecta para volver!!

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *