Munich
Europa

Munich

Munich, Dachau y Castillos de Neuschwanstein

En este post os voy a contar que podemos hacer en Munich y que ver en los alrededores de esta ciudad. Yo la he visitado en dos ocasiones y es una ciudad que me encanta. Es ideal para visitar en algún puente o un fin de semana largo.

Llegamos a la capital bávara un viernes por la tarde y dedicamos tres días completos a visitar Munich, Dachau y los castillos de Neuschwanstein y Hohenschwangau.

El primer día lo dedicamos a Munich:

En los viajes a ciudades europeas me gusta mucho hacer el Free Tour de Sandemans, siempre los recomiendo.  Me gustan porque es una primera toma de contacto con la ciudad y te haces una idea de la misma, además en estos tours te cuentan muchas cosas sobre la historia, leyendas, curiosidades  y costumbres de la ciudad que se nos escaparían, en Munich el tema nazi está muy escondido, quedan símbolos pero no están marcados por eso os recomiendo muchísimo hacer este tour en el que os contaran con detalle muchas cosas interesantes.

Además, el tour de la ciudad de Munich me gustó mucho, la guía fue estupenda, es una ciudad llena de curiosidades, sobre todo con lo referente al movimiento nazi, ya que surgió allí, en el tour cuentan muchas cosas sobre el nazismo, tema que a mí me interesa mucho  y eso hace la visita súper amena y agradable. No os voy a dar detalles del tour para no estropeároslo. Os dejo el enlace a la página de Sandemans Munich para que podáis informaros, os recomiendo reservar plaza porque a veces hay mucha gente y os podéis quedar sin hacerlo.

El recorrido por la ciudad de Munich comienza en la columna de María, en la plaza Marienplatz, esta plaza es el corazón de la ciudad de Munich, además es un lugar de celebraciones y festejos y el punto más querido por los Muniquenses. En la plaza encontramos el Nuevo Ayuntamiento, uno de los edificios más característicos de la ciudad. Podemos subir a su torre para contemplar las vistas de la ciudad. En su fachada encontramos el famoso carrillón, que se pone en marcha todos los días a las 11:00, las 12:00 y las 17:00 (varía en función de la época) Las figuras que lo componen son de tamaño real y realizan la “Danza de Cooper” al son de una melodía que conmemora el acto que tuvo lugar en el año 1517 para celebrar el fin de la peste.

Carrillon Munich

Justa al lado del ayuntamiento está la famosa estatua de Julieta, dicen que si  queremos encontrar un buen novi@ bávar@ hay que tocarle un pecho.

Continuamos hasta la iglesia de San Pedro, que esta al lado, con mezcla de elementos góticos, barrocos y rococó. Con su famosa su torre de 56 metros de altura, desde donde podemos disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. Eso sí tened en cuenta que hay que subir 306 escalones, tenéis mas detalles en el post de vistas panorámicas.

Iglesia de San Pedro

Al lado de Marienplatz se encuentra Viktualienmarkt, un famoso mercado de alimentos, donde encontramos más de 140 puestos de frutas, verduras, quesos, alimentos ecológicos y productos gourmet. Además en muchos puestos se puede comprar y consumir allí mismo, hay mesas para poder comer. Me gustó mucho esta plaza, por no hablar de todos los productos que vendían, se me hacía la boca agua.

Viktualienmarkt Munich

Dejamos la preciosa Marienplatz y nos acercamos a la Catedral de Nuestra Señora de Munich, uno de los edificios góticos más grandes de Alemania. Gran parte de la iglesia fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial, menos sus dos torres que servían a los pilotos para ubicarse en la ciudad. Sobre esta iglesia hay muchas historias que nos contaron en el tour así que no os va quedar más remedio que visitar la ciudad para conocerlas.

Nuestra Señora de Munich

Continuamos caminando por la ciudad  hasta llegar a Odeonsplatz, que debe su nombre a la gran sala de conciertos que se ubicaba en el lugar. Esta impresionante plaza está repleta de edificios, entre los que destacan:

  • Feldherrnhalle: Es la construcción que más destaca, se construyó a mediados del siglo XIX, su arquitectura y esculturas recuerdan a la Loggia dei Lanzi de Florencia, (Sirvió de inspiración para su construcción). Durante el Tercer Reich fue testimonio de importantes episodios históricos.
  • Iglesia de los Teatinos y San Cayetano (Theatinerkirche): tiene un llamativo aspecto exterior compuesto por cúpulas barrocas y una imponente fachada amarilla de estilo Rococó que la ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad.
  • Hofgarten: Es un agradable jardín que resulta ideal para olvidarse del tráfico y el ruido en pleno corazón de la ciudad. Desde éste se accede al Jardín Inglés.

En esta plaza los chicos de Sandemans nos cuentan varios relatos sobre el nazismo y su historia super interesantes. Entre ellas el famoso Putsch de Munich, el fallido golpe de estado de 1923, en el cual fue apresado Adolf Hitler. No quiero contaros nada porque es mejor cuando te la cuentan in situ, si conocemos la historia de antemano se pierde el interés. También os contaran el homenaje a las víctimas del nazismo en el callejón de detrás de la plaza, es super emocionante, me gustó muchísimo esa historia.

Continuamos el recorrido hasta Max Joseph Platz donde está la Ópera Estatal de Baviera, una de las compañías de ópera más importantes de Alemania. La sede de la ópera la encontramos en el Teatro Nacional un imponente edificio neoclásico del año 1825.

Al lado está la calle Maximilianstrasse, donde se encuentran las tiendas de lujo. Aquí también empieza una zona peatonal que une Marienplatz y Karlsplatz donde está la zona más comercial de Munich.

Seguimos por el centro hasta llegar a la famosa cervecería Hofbräuhaus. Esta cervecería data del año 1589 y es la cervecería estrella de Munich. No os la podéis perder. Cierto es que hay más cervecerías en Munich que merecen la pena, pero esta es mítica y tenéis que visitarla. Solo por su apasionante historia y su buen ambiente (suele tener música en directo), merece la pena visitarla y si te gusta la cerveza pues es visita indispensable.

El free tour acababa en la cervecería, donde el guía os contará la historia de la Hofbräuhaus y un montón de anécdotas.

En este punto nos despedimos de nuestra guía, a la que felicitamos por su excelente trabajo. Decidimos tomarnos aquí una cerveza antes de ir a comer. Comimos en un restaurante por la zona que nos recomendó la guía.

La tarde la dedicamos a pasear por el Palacio de Nymphenburg.

El palacio esta a las afueras de Múnich y se llega muy fácil con el tranvía, las líneas 12 y 17, la parada se llama “Schloss Nymphenburg”.

Palacio de Nymphenburg

Fue construido en 1664 como residencia de verano de la familia Wittelsbach, todavía hoy, pertenece a esta antigua casa alemana. Nymphenburg es una imponente construcción de estilo barroco que cuenta con un interior ricamente decorado, se pueden ver hermosos frescos, una colección de retratos, un bello salón de baile de estilo Rococó y numerosas salas con magnificas colecciones de arte. Paseamos por los jardines y los alrededores del palacio,  no pudimos visitar su interior ya que en la época que estuvimos por la tarde no estaba abierto. Os dejo el enlace a la pagina oficial para que consultéis horarios y precios.

La mañana de nuestro segundo día lo dedicamos a Dachau:

El campo de concentración de Dachau es junto con Auschwitz, uno de los campos de concentración más representativos de la masacre nazi.

Es muy fácil llegar desde Munich, desde la estación central de Múnich (Hauptbahnhof) hay que coger el tren S2 dirección Dachau / Petershaussen, (20 minutos de tren). Bajamos en la parada de Dachau, nada más salir de la estación esta la parada de autobús, tenemos que coger el 726 en dirección Saubachsiedlung. Pasan cada 20 minutos y en verano cada 10 minutos, tarda unos cinco minutos en dejarnos en la puerta de Dachau.

La entrada a Dachau es gratuita, pero es aconsejable coger el audio guía, porque te hace entender mejor lo que sucedió mientras estuvo en funcionamiento. Te van contando la historia del campo de concentración, con testimonios reales de presos y generales nazis. Es muy estremecedor.

Cuestan 3,5 y las podemos alquilar en el centro de visitantes ubicado en la entrada del campo, están disponibles en muchos idiomas, entre ellos el nuestro, castellano.

También puedes contratar los servicios de un guía especializado.


Breve historia de Dachau

Es difícil resumir lo que ocurrió en este horrible lugar, pero voy a tratar de contaros un poco lo que sucedió.

Creado en 1933, después de que se nombrase a Adolf Hitler canciller del Reich, fue el primer campo de concentración oficial creado por los nazis. Heinrich Himmler, en su función de jefe de policía de Múnich, lo describió oficialmente como “el primer campo de concentración para prisioneros políticos” pero en poco tiempo gitanos, judíos y homosexuales se unieron a su población carcelaria. El número de judíos se incrementó tras la famosa noche de los Cristales Rotos en 1938, cuando más de 10.000 judíos fueron trasladados al campo.

Fue utilizado como campo de trabajo forzado para diferentes proyectos de construcción civil y de armamento, también como centro de experimentos médicos con los prisioneros (malaria, tuberculosis, hipotermia o la congelación de sus cuerpos).

Los datos son inciertos, pero se calcula que entre 1933 y 1945 alrededor de 200.000 prisioneros fueron internados en Dachau. Se sabe que casi 30.000 prisioneros murieron entre 1940 y 1945. A este número habría que añadir los internos muertos desde su creación en 1933. Según los registros oficiales del campo Dachau se estima en 32.000 los prisioneros muertos.

El 29 de abril de 1945 dos compañías norteamericanas atraviesan las puertas de Dachau. El espectáculo es espeluznante; los cadáveres se amontonan a las puertas del crematorio y los vagones del último transporte muestran decenas de víctimas sucumbidas por el hambre y el frío.


Después de esta breve historia os cuento un poco el recorrido, en la entrada os facilitaran un mapa.

“Arbeit macht frei” – “El trabajo os hará libres”

Dachau

Curiosa inscripción para un campo de concentración, esta inscripción la encontramos en todos los campos de concentración que se crearon durante la época nazi.

Entramos por la puerta Jorhaus, la misma por la que entraban los prisioneros cuando llegaban a Dachau. Este edificio albergaba las oficinas administrativas del campo.

Puerta Jorhaus Dachau

Una vez cruzamos la puerta nos encontramos con una gran explanada, el patio del campo, aquí los prisioneros pasaban revista todas la mañanas y tardes. A las 4:00 de la madrugada los prisioneros debían levantarse para el aseo y desayuno y las 5:30 de la mañana se pasaba lista. A las 6:00 empezaba el trabajo esclavizado durante 12 largas horas hasta las 18:00 de la noche; se trabajaba de lunes a domingo sin descanso ni días libres.

En el lado derecho se localizaban los barracones de los prisioneros, de los 32 que había hoy se conservan 2, gracias a su restauración podemos hacernos una idea de cómo vivían hacinados los presos, vemos las literas, los baños y el comedor. Los prisioneros eran clasificados en distintos barracones según fueran hombres, mujeres o incluso pertenecientes o no al clero.

Barracones Dachau

Es alucinante imaginar en las pésimas condiciones que vivían.

En la parte izquierda está el Edificio de la Intendencia donde se encontraban los talleres, cocinas, baños y oficinas de admisión. Hoy alberga el museo, en el que, gracias a textos, fotos, objetos y testimonios, podemos hacernos una idea de cómo era la vida de los prisioneros en el campo. Hay una sala donde podemos ver un video en memoria de todas las víctimas.

Dachau Edificio de la Intendencia

Continuamos con en el Búnker donde se encarcelaban los prisioneros más conflictivos, también era el lugar donde se realizaban toda clase de experimentos humanos.

Caminamos por la calle principal del campo hasta llegar a los Monumentos Religiosos, dedicados a todos los prisioneros que perdieron su vida en este horrible lugar. Desde allí cruzando un pequeño puente accedimos a una de las zonas más espeluznantes de Dachau, el crematorio y la cámara de gas.

El más pequeño y antiguo fue construido en el verano de 1940, pero un año después ya no daba abasto por lo que decidieron construir uno con más capacidad. El Barracón X fue construido entre mayo de 1942 y abril de 1943 y disponía de 4 hornos que podían incinerar de 3 a 4 cuerpos a la vez. En esos años también se construyó la cámara de gas que según cuentan algunos supervivientes no se utilizó para asesinatos masivos sino para experimentos. Tan crueles llegaban a ser que hacían creer a esa pobre gente que entraban en una ducha, luego, mediante unos orificios distribuían gas Zyklon B para matarlos.

Dachau crematorio

Todo el recorrido por el campo es muy duro, lo que ves y vas oyendo en la audio guía te pone los pelos de punta, pero cuando sales del crematorio y la cámara de gas, se te queda una sensación que me es difícil de expresar con palabras. Creo que todos deberíamos visitar un campo de concentración alguna vez en nuestra vida para tomar conciencia de ello, para saber hasta que limites es capaz de llegar el ser humano. Solo de esta forma podemos ser conscientes de ello e intentar que no se vuelva a repetir un episodio tan horrible en nuestra historia.

Os dejo un enlace a Facebook para que podáis ver mas fotos del campo de concentración.

Por la tarde paseamos el Jardín Inglés de Múnich:

Es uno de los parques urbanos más grandes del mundo, cuenta con 78 kilómetros de caminos para pasear, zonas ajardinadas y curiosos edificios como una pagoda china de 35 metros de altura, una casa de té japonesa en la que regularmente se celebran ceremonias o el biergarten, donde beber cerveza al aire libre.

Por supuesto también visitamos su famosa Ola, donde nos encontramos con numerosos surfistas que tratan de surfear en la ola.

Jardín Inglés de Múnich

Salimos del parque y visitamos la Puerta de la Victoria (Siegestor en alemán). Se construyo para conmemorar el fin de la guerra por parte de los bávaros, el paso de los años y la destrucción que sufrió Alemania hizo que este monumento fuese destruido; sin embargo, tras su reconstrucción se convirtió en emblema de paz. La construcción de este arco se basa en el conocido Arco de Constantino que hay en Roma.

Puerta de la Victoria Siegestor

Ponemos fin a un día de lo mas completo.

El tercer día visitamos los Castillos de Neuschwanstein y  Hohenschwangau:

El Castillo de Neuschwanstein se encuentra en la localidad de Schwangau, a unos 4 km de Füssen, y a 120 km de Múnich, os aseguro que la excursión merece la pena. Se trata del edificio más visitado de toda Alemania y dicen que Walt Disney se inspiró en él para crear su icónico castillo de la Bella Durmiente

Como llegar desde Munich en tren:

  • Desde la estación Hauptbahnhof de Múnich iremos hasta Füssen en tren, en un trayecto que dura 2 horas. Para este trayecto recomiendo comprar el Bayern Ticket, que cuesta 25€ para una persona y 6€ más por cada persona adicional (hasta un máximo de 4). Con este ticket tendréis acceso a todos los trenes regionales que queráis durante un día. No es necesario reservar y lo podéis comprar en las máquinas expendedoras de la propia estación.
  • Una vez en Füssen, hay que coger un autobús, el 73 o 78, hasta la parada de Hohenschwangau Neuschwanstein Castles, Schwangau. Si habéis comprado el Bayern Ticket no tenéis que sacar billete, lo tenéis incluido. Te dejan justo delante del Ticketcenter.
  • Para subir al castillo hay varias posibilidades:
    • Caminando: se trata de un camino bastante empinado y se podría tardar unos 45 minutos en llegar hasta Neuschwanstein.
    • Carruaje de caballos: salen del Hotel Müller, en la calle Alpseestraße de Hohenschwangau. Te dejan a 10 minutos del castillo. Los billetes se obtienen directamente en el carruaje y su precio es de 6€ la subida y 3€ la bajada.
    • En autobús: Salen del Hotel Schlosshotel Lisl, en la calle Neuschwansteinstraße. Te deja en los alrededores del puente Marienbrücke (mirador Jugend) a 10 minutos del castillo. Cuesta 1,80€ subir y 1€ bajar o 2,60€ subir y bajar. Nosotros hicimos la subida en autobús y bajamos caminando, la verdad es que el paseo es bonito y bajar no cuesta nada.

Ambos castillos pueden visitarse por separado o con un ticket combinado. Tenéis todos los detalles de precio y horarios en este enlace. Las entradas se pueden adquirir en la oficina central del pueblo o hacer la reserva a través de su página web, nosotros lo hicimos a través de la web, es muy sencillo y evitaremos largas colas o incluso quedarse sin entrada. Las visitas se hacen en grupo con horarios fijos. Nosotros visitamos los dos castillos, y he de decir que me gusto mas Hohenschwangau que Neuschwanstein, aun así los recomiendo los dos.

Castillo de Hohenschwangau

Lo que hace tan especial este castillo no es solo su bellísima estampa, sino su ubicación en un desfiladero a los pies de los Alpes Bávaros en un paisaje idílico rodeado de lagos y verdes valles. En este post no me voy a extender más, ya que me gustaría dedicarle un post único a los dos castillos. Más adelante cuando lo escriba os pondré el enlace.

Castillo de Neuschwanstein

Damos un paseo por Fussen, recuerdo que merendamos en un pequeño cafe una tarta de queso que estaba impresionante, mientras se hace la hora de coger el tren de regreso a Munich. Ha sido un día redondo, os recomiendo muchísimo esta excursión.

Nuestra ultima mañana en Munich la dedicamos a pasear tranquilamente por el centro de la ciudad y volvemos a Viktualienmarkt para hacer unas compras y picar algo antes de poner rumbo al aeropuerto.

Os recomiendo esta ciudad y sus alrededores. ¡¡No os la podéis perder!!

“Nunca digas que no a un plan, no sabes lo que te puedes estar perdiendo”

Please follow and like us:

2 thoughts on “Munich”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *